Entradas

Manual para futuros influencers

En Dmedia, agencia de publicidad en Sevilla, hemos elaborado un manual para influencers primerizos con idea de que no le pase lo mismo que a la protagonista de nuestro post de hoy. ¿Quieres ser un influencer respetable? Te decimos cómo.

El marketing de influencers es una estrategia que aporta muy buenos resultados a las marcas. En nuestro blog ya hemos hablado de las posibilidades que este tipo de usuarios pueden ofrecer haciendo llegar productos o servicios concretos a un público que de otra forma no se habrían topado con ellos.

Sin embargo, el marketing de influencers puede llegar a ser un arma de doble filo para las marcas si no sabemos elegir correctamente. Las redes sociales están plagadas de usuarios aspirantes a influencers y/o youtubers, es por ello que debemos aprender a buscar entre la aglomeración a los verdaderos profesionales.

El caso del Hotel de Lujo

Un ejemplo muy claro de los errores que se pueden cometer como influencer nos lo hemos encontrado hoy navegando por Twitter.

Este tipo de actitudes no favorece a la apertura de las marcas hacia las influencers, y es que el trato entre ambos actores debe ser como una relación que va nutriéndose mutuamente. En ocasiones, podemos encontrarnos influencers o falsos influencers los cuales el número de seguidores se les sube a la cabeza y ahí es cuando cualquier marca empezará a huir.

Manual para influencers

En nuestra agencia de publicidad en Sevilla somos conscientes de la importancia de la relación marca-influencer, es por ello que lanzamos un pequeño manual para aspirantes con idea de que no se repitan situaciones como las que antes hemos mostrado.

  1. El influencer se hace, no se nace: ser influencer debe considerarse un complemento a la profesión, no hay nada más influyente que una persona que sepa transmitir conceptos y conocimientos desde su postura de profesional. De esta forma, además de obtener seguidores fieles, también se logra el reconocimiento de un sector.
  2. Las marcas son aliadas: el objetivo es que nuestro trabajo influya y ayude a nuestros seguidores, de esta forma llamaremos la atención de las marcas que querrán nuestra imagen para sus campañas.
  3. Aprende a promocionar: una vez hayamos llamado la atención de alguna marca es importante distinguir entre colaboraciones y campañas más fijas. Como en cualquier trabajo, la negociación previa es imprescindible para dejar claro el trabajo a realizar y la prestación a percibir. Muchas marcas buscan influencers sólo para que asistan a sus actos y luego hablen de ellos de forma puntual, a cambio, hacen regalos únicos para que se prueben sus productos y servicios.
  4. La credibilidad por bandera: el éxito de los influencers radica en su ‘imparcialidad’. Construye buenos discursos mostrando tantos los aspectos positivos como los negativos, los argumentos bilaterales suelen tener éxito entre el público. Siempre debemos hablar desde el punto de vista del consumidor.
  5. Humildad: como hemos dicho antes, el número de seguidores puede subirse a la cabeza, si algo atrae de los influencers es que los usuarios se identifican y reconocen en ellos. No lo estropees.

En Dmedia, agencia de publicidad en Sevilla, establecemos estrategias de marketing online y contamos con expertos en redes sociales. Si quieres conocer más sobre este mundo sigue en contacto con nosotros.

La La Land, el éxito del marketing

El musical protagonizado por Emma Stone y Ryan Gosling había conquistado corazones antes de estrenarse. Hoy en Dmedia, agencia de marketing en Sevilla, vamos a analizar el fenómeno La La Land que ha revolucionado el panorama cinéfilo.

La película de moda indiscutible nos ha dado un ejemplo de lo que una buena estrategia de marketing puede conseguir.  Hablamos, por supuesto, de ‘La La Land, la Ciudad de las Estrellas’, un musical que ha devuelto a su propio género a la vida por varias razones que a continuación analizaremos en nuestra agencia de marketing en Sevilla.

Pero antes de hablar de las bondades de la trama de este film, vamos a analizar la fiebre del fenómeno La La Land gracias a su gran estrategia de marketing. Un plan de publicidad que no habría alcanzado su pico de éxito de no ser por la calidad del producto. Los críticos expertos del sector cinematográfico fueron los primeros en ensalzar la obra del director Damien Chazelle en los festivales de Venecia y Toronto.

Un marketing de película

Con el aval de la voz experta, el resto de la estrategia fue pan comido (junto a una costosa inversión publicitaria). Hay diferentes líneas por las que se ha movido el marketing de esta producción, teniendo un protagonismo clave la comunicación online y las redes sociales.

Podemos analizar las líneas estratégicas por varios bloques:

  • Música: la banda sonora de este musical es una verdadera joya, con protagonismo independiente a la propia película. Esto es lo que nos han querido hacer ver gracias a incluir directamente en las redes sociales la lista de reproducción de los tracks de la película. Además, el propio director de la obra siempre que ha sido entrevistado al respecto, ha dejado en un segundo plano la película para poner en valor la música y la importancia de los musicales en el panorama cinematográfico.
  • Nostalgia: uno de los mayores encantos de los que disfruta la película es no saber exactamente en qué año se desarrolla la trama. Hay coches híbridos y móviles con apps, pero la ambientación que rodea a los protagonistas es más propio de la década de los años 40. Sus constantes referencias a otros musicales clásicos es una verdadera oda a la historia del cine, y eso reconforta. Los carteles y los teasers lanzados no dan pista alguna de que la película, en realidad, se ambienta en el siglo XXI sino que están ambientados en un contexto mucho más vintage.

  • Internet: las plataformas digitales han tenido un gran peso en la promoción de La La Land. Los diferentes tráilers colonizaron las redes sociales mucho antes de su estreno, y mucho antes de ganar 7 globos. Teasers poco reveladores de la trama pero que sí dejan patente dos cosas: el carisma de sus protagonistas y que es un musical. No ha habido ni una red social en la que no se haya podido ver algún fragmento.
  • Medios y televisión: la euforia sobre el fenómeno La La Land se ha engendrado precisamente desde los medios. La buena crítica y la cercanía con la época de premios cinematográficos han creado una atmosfera de ‘hype’ constante en torno a este musical. Tanto bombo y platillo se le ha dado que, más que ir al cine por interés, se ha impuesto casi la obligatoriedad de visualizarla si quieres estar ‘en el meollo’.

Así, debemos admitir que en Dmedia, agencia de marketing en Sevilla, nos ha parecido que ha cumplido las expectativas que nos prometía, y tú ¿la has visto?