Lecciones de marketing que nos enseñaron las tiendas de barrio

La ubicación de nuestra agencia de publicidad en Sevilla nos hace tratar día a día con estos establecimientos que mantienen vivo el adn de un barrio. Hoy queremos repasar las lecciones más valiosas de marketing que estos comercios nos han enseñado.

Los negocios ‘de toda la vida’ autóctonos de nuestros barrios están ligados a ciertos valores que son su punto fuerte a la hora de vender su marca. La cercanía y el trato personalizado son algunas de las características que hacen el éxito de estos negocios. Nuestra agencia de publicidad en Sevilla quiere homenajear a estos comercios, pilares de la microeconomía, que son claros ejemplos de buena atención al cliente y de perpetuar la marca en el tiempo.

En la actualidad, aunque las marcas se han modernizado mejorando en estética y en el feedback con los clientes gracias a las nuevas vías de comunicación, como las redes sociales e Internet, la mayoría han perdido esa cercanía que genera engagement con el cliente. Las tiendas de barrio nos ayudan a comprender la importancia de conocer a nuestro público, adaptarse a sus preferencias y ofrecer cercanía.

Las redes sociales crean comunidades que son pequeños barrios en los que una marca debe mantener el mismo estatus que una tienda de barrio para/con sus seguidores. Es por ello que desde nuestra agencia de publicidad en Sevilla vamos a repasar las lecciones de marketing que nos dan cada día nuestros comercios más cercanos para aprender de ellos a gestionar la relación con nuestras comunidades.

mercado

Sé experto en tu mercado

Los pequeños comercios si se caracterizan por algo es porque la persona que lo regenta lleva años dedicado al sector de turno: carnicería, droguería, ferreterías, etc. Conocer a fondo tu propio mercado ofrece la seguridad necesaria a los clientes que necesitan consejo para decidir entre productos. En la actualidad, el predominio de franquicias hace que el personal sea más multidisciplinar pero menos experto.

Debemos conocer exactamente lo que vendemos para poder dar respuesta y soluciones a nuestros clientes. Una marca, a través de las redes sociales, debe transmitir esos conocimientos a su público para que acudan a ella para solventar sus problemas.

Interésate por tu público

No hay nada más frío que las respuestas automáticas. En redes sociales es muy usual encontrar a marcas que tienen automatizadas el mismo mensaje para todo su público. Esto, obviamente, es un error. Debemos intentar mantener una relación directa y cercana, manteniendo conversaciones reales y personales. En las tiendas de barrio, el tendero sabe quién es su cliente y le atiende de forma personal en función de conversaciones pasadas, creando una relación de intimidad a la que deben aspirar las marcas en redes.

pexels-photo-219023-large

Reconoce tus errores

A buen seguro que te habrás topado con alguna situación comprometida en un pequeño comercio. Un corte de luz, falta de productos o cualquier circunstancia que haga que en ese momento no puedas adquirir los productos o servicios que buscabas. En esos casos, los comerciantes suelen pedir disculpas y reconocen los errores, e incluso te cuentan la historia de lo ocurrido cronológicamente.  En redes sociales, cuando metemos la pata como marca, debemos aprender también a reconocer los errores y a pedir disculpas cuando sea necesario.

Por último, las estrategias de todos los pequeños comercios se centran en el cliente, intentando conectar con el consumidor. En Dmedia, agencia de publicidad en Sevilla, te animamos a que pruebes a adaptar dichas lecciones a tu estrategia, seguro que no te arrepientes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *