3 lecciones de Marketing que nos ha enseñado Disney

Las películas de la Factoría Walt Disney son un clásico de la Navidad. Durante estas fechas la programación se llena de animación para pequeños y para mayores.

Aquí en Dmedia, agencia de publicidad en Sevilla, somos fans de los clásicos y os vamos a contar todo lo que aprendimos de ellos.

Las historias que narran las películas de animación Disney han sido miradas con lupa por algunos sectores de la sociedad. Lejos de centrarnos en sus aspectos más negativos, debemos admitir que Disney perdura en el tiempo (y en nuestra mente) no sólo por sus entrañables películas que conectan con el público sino, también, por su estrategia de marketing.

Disney aprovecha la fuerza de su marca, la cual por ser la primera productora que se dedicó al cine de animación con grandes producciones como ‘La Bella y la Bestia’, y la fuerza de sus lovemarks para hacer viral su contenido no sólo en la gran pantalla, sino en Internet y en el continuo merchandising que genera.

Admitimos que en nuestra agencia de publicidad de Sevilla hasta hemos escuchado villancicos de la mano de Mickey, Daisy o el pato Donald, y es que lo que no haya hecho Disney… Es por esto que nos hemos sentido inspirados y vamos a analizar las lecciones de marketing que el mundo mágico nos ha dado.

Frozen: la fuerza de los fans

La archiconocida película de Disney ha sido el gran boom de la industria del cine. Una película fresca (valga la redundancia) que rompe con las normas establecidas de los clásicos, aunque manteniendo las señas de identidad propias (como por ejemplo la música).

La historia ha hecho que varios sectores de la sociedad se sientan identificados, y Disney no ha perdido la oportunidad ofreciendo todo tipo de Merchandising, de esta forma, la compañía ha diversificado su actividad más allá de las películas. Es decir, si tienes un producto que tiene gancho, no dejes pasar la oportunidad.

Apela a sentimientos positivos

Los sentimientos positivos tales como el humor, la felicidad o el amor son un reclamo para el público. De ahí el humor que rodea a la violenta historia de Mulán o la fuerza del amor de Pocahontas y John Smith en plena colonización americana, con su pertinente represión a los nativos americanos.

La felicidad para Disney es un factor motivacional y un signo de identidad. De ahí el pensamiento de que el culmen de la felicidad de un niño sea ir a cualquier parque temático de Disney.

La nostalgia no pasa de moda

Una afirmación segura es que Disney no sólo gusta a niños, sus padres y aquellos que hacen décadas eran niños guardan un recuerdo alegre de las películas de animación de esta compañía.

En muchas ocasiones, Disney ha jugado con la baza del marketing de nostalgia e incluso ha remasterizado los grandes clásicos para que éstos nunca se queden atrás y podamos tenerlos siempre cerca.

Si quieres averiguar cómo usar estas bazas para tu propia marca, no dudes en contactar con nuestra agencia de publicidad en Sevilla. Seremos mágicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *