Patrocinar o no patrocinar, ésa es la cuestión

Hoy en Dmedia, agencia de publicidad en Sevilla, tratamos un tema delicado para la relación entre tuitstars y seguidores: la promoción de productos.

Las redes sociales que hoy en día tenemos no funcionan igual que en el momento en el que comenzamos a usarlas hasta la saciedad. Con el crecimiento de la comunidad en las diferentes redes, el auge de la popularidad de ciertas cuentas y la inclusión de las marcas dentro de ellas, el contexto ha evolucionado durante esta última década.

El uso de tuitstars para dar visibilidad a un producto o servicio está mal visto para algunos seguidores

Nosotros, como agencia de publicidad en Sevilla, tenemos parte de responsabilidad al respecto, puesto que nos dedicamos a gestionar de forma profesional las cuentas de nuestros clientes. La idea es que las empresas utilicen sus redes para estar cerca de su público, despejar sus dudas y conocer sus fortalezas y debilidades. Sin embargo, hay ciertos aspectos que los usuarios critican en cuentas que no son de marca pero que son usadas por ellas de forma puntual.

Nos referimos al uso de un tuitstar de éxito para hacer campaña sobre un producto o una marca. En ocasiones, las personas que andan detrás de cuentas de éxito en redes sociales están en paro o perciben un salario precario en su puesto laboral, es por ello que, cuando reciben la propuesta de una empresa para dar promoción a un artículo, aceptan este tipo de actividades.

¿Por qué no? Motivos para que los tuitstar promocionen productos

Crecer en redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram no suele ser por generación espontánea. El ingenio, la información o la identificación con los comentarios que se arrojan desde una cuenta son la clave del éxito de la misma. El usuario desarrolla una relación de complicidad en el que los retweets y los FAV’s corretean de aquí para allá.

Muchos tuitstars son acusados de “traidores” cuando deciden patrocinar algún producto

Lo que los fans no perciben es que detrás de todos esos tuits periódicos existen personas que ‘trabajan’ sus redes sociales, que tienen un don especial para analizar o catalogar situaciones o informaciones y crear ese entorno que tanto gusta. Tal y como escribe en su blog Julio Muñoz Gijón, autor de los memorables tuits de @rancio: “No creo que haya que ver un tuit patrocinado como una traición a los seguidores, prefiero entenderlo como que la persona que me hace gracia con sus ocurrencias vive un poco mejor y podamos seguir riéndonos juntos”.

Él mismo ha aprovechado su tirón en redes sociales para escribir libros, venderlos y que sean todo un éxito. No por ello ha dejado de ser ingenioso, gracioso o la voz de un sector de la sociedad.

Como él, existen otros tantos tuitstars que se piensan dos veces decir sí a una propuesta de promoción aunque necesiten el dinero. Desde nuestra agencia de publicidad en Sevilla os animamos a ser menos duros con ellos, y pensar que, al menos, perciben algo de dinero por ser como ellos son: geniales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *